Pablo Whikoski

15.00

El libro que sostienen sus manos lo encabeza Pablo Whikoski, un alcohólico hiperbólico, de esperpéntica rutina, que debe de lidiar con su insoportable madre. Se trata de ocho relatos de lo más entretenido, aunque nada didácticos debo decir.

SKU: EDIT0033 Categoría:

Sinopsis de Pablo Whikoski

El libro que sostienen sus manos lo encabeza Pablo Whikoski, un alcohólico hiperbólico, de esperpéntica rutina, que debe de lidiar con su insoportable madre. Se trata de ocho relatos de lo más entretenido, aunque nada didácticos debo decir.

Pero en realidad, Pablo no es el protagonista de la novela. Ese honor lo comparte con El Inspector Castro (a este personaje le guardo un gran cariño. Surgió de forma casual como secundario de las novelas del Detective Pancracio) y con el protagonista de la mini serie ¡Alguien llama!, de cuyo nombre nada sabemos.

Es un libro muy divertido, irreverente en algunos momentos, desmedido en otros y tierno cuando nos sumimos en la vida del inspector. Es imposible que no les guste, imposible del todo. Si no me creen, póngame a prueba.

Pablo Whikoski

AutorMiguel Ángel Salinas
PortadaVer portada
EditorialGráficas Editores
Año2022
IdiomaCastellano
EncuadernaciónRústica tapa blanda
Nº de páginas208
ISBN978-84-09-38805-9
Edición1.ª Edición

Miguel Ángel Salinas

No sé qué puedo decirles que sea de su interés. Desde mi siempre humilde opinión, creo que nada, para que voy a mentirles. En ocasiones, las circunstancias, un dictatorial editor o la estupidez intrínseca de uno mismo son armas de peso suficiente como para arrastrarme a proceder de manera contraria a como desearía. Y aquí me tienen ante tamaña tesitura. Si les confieso que soy un cuentista que canta en la ducha cada mañana, se compondrán, sin temor a equivocarse, una idea bastante aproximada de mi personalidad. Soy de la opinión de que el escritor debe de divertirse para que el lector saque algún provecho positivo de sus lecturas. Que el escritor debe  de sentirse orgulloso de sí mismo para que usted lector lo esté de él. Que si me dejan trabajar y dedicarme a lo mío, en vez de obligarme a escribir estas fútiles líneas, aprovecharía mejor el tiempo. En definitiva, que si quieren conocerme, nada mejor que seguir mis historias; son una prolongación fidedigna de mi identidad. Y si algún consejo me atrevo a ofrecerles, es que no sigan mi ejemplo ni el de mis personajes. No les llevará a nada bueno.  Es de lo único que estoy seguro en esta vida. Del resto, dudo. No saben a hasta qué punto.

Ver todos los libros del autor

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pablo Whikoski”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba